Venta de Montes; contrastes de marrón y negro.

Desgraciada tierra de nadie, allá de frontera, de “marca media” como la llamaban los árabes que la sufrían en su conquista el asedio mágico de los Vogaudas del bosque. Y muchas cosas más, si.

Ya en 1246 son vendidos finalmente al concejo Toledano por 45.000 maravedís de oro ( los alfonsíes) que acuñó el propio Alfonso VIII, pasando a llamarse “ los de Toledo”; es decir, los montes propiedad de Toledo. Evidentemente, no se puede hacer coincidir la comarca de los Montes de Toledo con la comarca natural y geográfica de los Montes.

Más tarde, en el S.XVIII – XIX surge la desamortización de Mendizábal que tiene unos efectos concretos en la comarca (Jiménez de Gregorio, 2001); se venden hasta “500 fanegas de marco que valían hasta 1.229.074 reales, son adquiridas por solo 153.634 reales”, Ibídem.

Y ahora de forma repentina, sin saber la justificación exacta, ni los argumentos sociales, se venden montes públicos a 1360€/Ha, especialmente llamativo, en las zonas más boscosas, apartadas y posiblemente con más riqueza de fauna de los Montes de Toledo. Otras zonas no tienen tanta riqueza por la sencilla razón que han sido super explotadas durante decenas de años y la fauna no se ha recuperado, en especial en aquellas fincas grandes, de titularidad municipal que no se hacen repoblaciones con trailers de “reses” como se les llama en el “argot” cazador.

Los Montes de Toledo, son un territorio experimental. Se experimentan exclusiones continuadas de pueblos y valles enteros; se experimentan cesiones a la presión de la caza; se experimentan gestiones antiguas y diferentes de su parque nacional comparado con los demás. Pero ante todo, se experimentan contrastes. Contrastes de grandes ricos y sus fincas de caza deficitarias, con la venta de montes públicos, además, a un precio muy razonable, que roza el regalo. Contrastes de desarrollo rural sin desarrollo, a la vista de los datos de población y envejecimiento de la comarca en su pirámide poblacional; contrastes de producción rural ( artesanía, gastronomía, cantería, alfarería, ganadería) sin producción, pues esos productos pasan ajenos a otros mercados y no tienen su procedencia origen,, pues el origen y la marca está excluida. En definitiva, un territorio políticamente olvidado ayer y hoy que es, escenario privilegiado para contrastes. Contrastes de marrón al negro.

Durante más de 20 años se han intentado tímidos proyectos de potenciar el turismo; estos se han limitado a subvencionar a empresas con fondos europeos para su puesta en riesgo del capital privado. Proyectos eje; líneas maestras, NINGUNA. Y un territorio de casi 500.000Has con un parque nacional en su corazón de casi 42.000Has a 90’ de Madrid sería ya toda una experiencia socioeconómica para demostrar como la economía fluctúa, si, pero no solo hacia abajo cuando los bancos niegan la financiación o cuando los financieros dejan de cazar en las costosas monterías, sino también, como fluctúa en horizontal cuando se pone en marcha un motor socioeconómico que ya ha demostrado en 60 años como genera riqueza y justicia social. Pero no se hace. Ese sistema, llamado turismo, no permiten los contrastes en marrón y negro.

No tengo ningún miedo, de decir, y poder debatir en cualquier debate, que, si los Montes de Toledo fuesen hoy destino turístico de naturaleza y hubieran dado a su población un significado de seguir viviendo allí, unidos, como no puede ser de otra forma, a su patrimonio, esta desamortización de Cospedal que estamos viviendo hoy, no se hubiera realizado; sencillamente porque ante la funcionalidad social y económica de esos montes, no cabría el desuso y por tanto la venta.

Echo de menos, en estos contrastes de marrón y negro a la asociación cultural Montes de Toledo que desde los 70’ luchó por destacar y poner en valor esta comarca.

Esta mañana, el contraste de mi #pasionyciencia es de verde esmeralda; como la hierba y el centeno todavía húmedo de colinas y rañas.

 

FIRMA AQUÍ PARA PARAR ESTA ABERRACION SOCIOECONÓMICA!!

 

 

2 comments

  1. Si se venden los montes públicos, se alambrarán las fincas privadas para cotos de caza y no se podrá entrar ni para recoger nizcalos.

  2. julio cabo tapia

    para impedir la venta innecesaria delos montes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>